miércoles, 31 de octubre de 2007

Jiro Yoshihara y el Grupo Gutai

http://perso.orange.fr/articide.com/gutai/

The Gutai Manifesto

A lo largo del siglo XX, el arte experimentó en Japón una evolución nota­ble que sólo se puede advertir al estudiar el tema en profundidad. Es fre­cuente el hecho de que al hablar del arte japonés se aluda a la influencia que los artistas occidentales de vanguardia ejercieron sobre los japoneses.

Sin embargo. aunque es lícito hablar de un trasvase de ideas de Occidente a Oriente. antes de la segunda guerra mundial, en ese terreno, no lo es hacerla en relación al arte posterior a 1945, pues los artistas japoneses se esforzaron en hallar un lenguaje propio e independiente con respecto a soluciones europeas.

Las primeras vanguardias tuvieron una pronta repercusión en Japón y, cuando en 1923 se creó el grupo Mavo, pudo advertirse cómo se habían asimilado las ideas inherentes al Dadaísmo. Por otra parte, en esa misma década se conocieron los textos y manifiestos surrealistas, traducidos al japonés, hecho que favoreció la adopción, por parte de los artistas van­guardistas japoneses, del lenguaje onírico que caracterizaba el surrea­lismo.

En los años treinta, la guerra con China y la segunda guerra mundial frenaron esos impulsos renovadores. Tuvieron que transcurrir bastantes años para que, en un Japón todavía no recompuesto del todo, se reem­prendieran actividades innovadoras. De todas ellas, destaca la creación, en 1954, del grupo Gutai, en el que participaron diversos artistas de la re­gión de Kansai, procedentes de las ciudades de Osaka, Kobe y Kioto. El fundador del grupo, Jira Yoshihara, había comenzado su trayectoria como pintor surrealista a inicios de los años treinta. Contaba, por tanto, con una experiencia importante que contribuyó a configurar la ideología de Gutai.

El carácter sin precedentes de las actividades llevadas a cabo por dicho grupo quedó recogido y se difundió gracias al boletín Gutai, cuyos textos aparecían en japonés e inglés. En la primera exposición que celebró el grupo, en julio de 1955, en un pinar cerca del mar de Ashiya, quedó paten­te el hecho de que los artistas habían encontrado un lenguaje propio, basado en la creación de ambientes al aire libre y en la expresión corporal. Ruidos y sonidos se conjugaban con luces coloreadas, cortinas de humo, chorros de agua y actuaciones de los artistas para constituir auténticos happenings originales. Aunque en aquella época fueron pocos los es­pectadores y participantes que realmente se sintieron atraídos por el no­vedoso lenguaje, Gutai sirvió de punto de partida para numerosas expe­riencias, dentro de esta línea, efectuadas no sólo en Japón sino en otros lugares del mundo. Las insólitas realizaciones de Gutai pronto fueron conocidas. La revista Life publicó fotografías de la exposición de abril de 1956, con lo que las acciones de Gutai dieron la vuelta al mundo. Uno de los críticos que más se interesaron por ellas fue el francés Michel Tapié, quien, tan sólo un año más tarde, se trasladaría a Japón para ponerse en contacto con los miembros del grupo. A partir de esa relación, los artistas japoneses fueron derivando hacia la pintura informalista.

Es indudable que en las acciones de Jiro Yoshihara, Sadamasa Motonaga, Kazuo Shiraga, Akira Kanayama, Saburo Murakami, Shozo Shima­moto o Atsuko Tanaka -por citar algunos de los miembros más signifi­cativos del grupo- puede apreciarse de qué modo llegó a afectarles la segunda guerra mundial y, especialmente, la atroz experiencia de Hiro­shima y Nagasaki. El carácter aparentemente simple de algunas de sus ac­ciones puede hacemos pensar, erróneamente, que se trataba de actos lú­dicos sin más. No obstante, su carácter simbólico obligaba siempre a reflexionar en torno a cuestiones relacionadas con la vida y la muerte. La crítica a la sociedad tecnificada y a sus peligros se planteaba claramente en muchas de las acciones de Gutai.

Atsuko Tanaka y los olvidos...

Atsuko Tanaka es una artista que sale poco en los libros de historia del arte y si sale es para verla, con su vestido de bombillas iluminadas y apagadas al azar con multitud de cables, como uno de las primeras acciones de arte conceptual, allá por las mitades de los 50.
Hablan de ella en la revista, excelente revista creada y editada en Colombia, ArtNexus, a propósito de una doble exposición suya en Nueva York (En la Grey Art Gallery y en la de Paula Cooper). Tanaka se integró en el Grupo Gutai ("gu" significa herramienta y "tai" cuerpo) y lo que me extraña es porqué hasta hace muy poco no se ha reconocido la influencia que este grupo tuvo en los movimientos conceptuales occidentales posteriores... Misterios del arte, como tantos otros, que con paciencia y tiempo iré desmenuzando por aquí...

En este caso tengo la teoría, quizá ya explicada por alguien pero a fecha de hoy lo desconozco, de que por ejemplo: Yves Klein por su práctica avanzada en artes marciales e interés del mundo oriental pudo saber de Gutai o de Tanaka en particular... Porqué Gutai seguía por caminos paralelos al informalismo y expresionismo abstracto de aquellas décadas, pero en un momento dado sus obras dieron un avance hacía lo que serían después el conceptualismo y fluxus europeos posteriores. Por ejemplo en 1956 Murakami colgaba un marco vacío de un árbol y lo intitulaba Todos los paisajes, una década antes de que cualquier pesador conceptual pudiera haberlo hecho... También Shiraga metía sus pies en pinturas para pintar sus telas, balánceándose por encima manchando de pintura la superficie de esta forma, avanzándose a parecida técnica de las modelos que embadurnaría Klein más tarde y con plena publicidad, con fotos y filmaciones...

Muchos de los artistas del Gutai enseñaron arte a los niños, incorporando esta experiencia en muchas de sus obras, todo antes de terminar los años 50. Antes de ello Tanaka refirió en sus obras de 1953 y 54 a los números, tanto en forma de almanaques como con otras intenciones de relacionar el tiempo y el acto creativo, y ello unos cinco años (sospechosamente) antes que Jasper Johns introdujera en su obra ideas parecidas... En el 55, también antes que Klein, Tanaka realiza telas monocromas teñidas industrialmente, sustituyendo el hacer pictórico tradicional, participando-iniciando una crítica al arte formalizado... Un año después pinta obras abstractas que luego tacha como oposición a la placidez de la abstracción de moda en aquellos momentos en toda galeria que se preciara de ser vanguardiste...También por "oposición" al tachismo aplicado por artistas del momento como Tàpies que incorporaban la tachadura como un elemento estético más y en Tanaka la intención se distinguía por un proceso de real rechazo a una supuesta estética gratuita (otra diatriba o ataque al sistema)

Quizá todo ello fue motivo para descubir a unos artistas realmente elocuentes y revolucionarios pero, en los ambientes de vanguardia del momento, no interesaba del todo afirmar que los del Gutai se avanzaron en demasía o del todo a los grandes popes del arte y por supuesto a sus críticos avalistas...

Estos días sigo reflexionanado sobre que más que un "olvido" lo de Tanaka y la mayoría de los de Gutai fue un desinterés interesado en que nadie, o pocos, se interesaran en que fueron realmente unos precursores en gran medida de los confusos e inspiradores 50 y 60, donde el concepto de arte avanzó para siempre para fusionar definitivamente el arte de vanguardia del siglo XX con la mayoría de avances materiales, técnicos y sociales de todo el siglo y hasta hoy mismo, todavía...
Como siempre unos cuantos divos se "forraban" con los méritos de algo que había empezado de forma muy diferente a como se enseña en general...

Descubrir el arte japonés contemporáneo

Hideki Minematsu

Es muy difícil tener la ocasión de contemplar en directo una buena exposición de arte contemporáneo japonés, debido a que la distancia y las diferencias socioculturales entre España y Japón dificultan la organización de este tipo de eventos.

Por este motivo, y por el marcado respeto a la tradición del que hace gala la sociedad nipona, es frecuente encontrar muestras interculturales centradas en las manifestaciones plásticas de corte más conservador, pero rara vez se hace hincapié en las nuevas manifestaciones estéticas que hoy por hoy se están dando en determinadas esferas culturales de oriente.

El Grupo Marugame (cuyo líder es Masaaki Matsuda), constituye la mejor representación de esta tendencia reformadora, al situarse –con la cada vez más consolida producción de sus jóvenes componentes– como heredero directo del espíritu abierto e innovador del mítico Grupo Gutai.

La trayectoria cada vez más amplia de los artistas que componen el Grupo Marugame, se sale de las fronteras japonesas para expandirse a través de España, Francia, Suiza y Estados Unidos, a donde han llegado en su deseo por mostrar el semblante más contemporáneo del arte que actualmente se realiza en Japón.





No hay comentarios: